compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- El presidente de la Cámara de Diputados federal, Javier Bolaños Aguilar, expresó ayer que debe ponerse fin al divorcio que hay entre la clase política y los diferentes liderazgos sociales, con el objetivo de que juntos, gobierno y sociedad civil, trabajen en el fortalecimiento del desarrollo económico y social de la entidad.
En ese contexto, señaló que el Colegio de Ingenieros Civiles está llamado a convertirse en un actor del crecimiento económico de Morelos, con una participación preferencial en la obra pública y del proceso de transparencia del gasto.
Al asistir a la toma de protesta del 24º Consejo Directivo del Colegio de Ingenieros Civiles de Morelos, indicó que esta es la oportunidad de que el gobierno incluya en la planeación del crecimiento a los colegios de especialistas; “tomar en cuenta al Colegio de Ingenieros Civiles para que, sin que se vuelvan consultores, ayuden a auditar la obra pública”.
Al margen del análisis para reformar la Ley de Obra Pública, que plantearon los ingenieros, el diputado dijo que ´también debe impulsarse una política pública que considere al menos a una empresa local en los concursos de invitación restringida.
Ante el nuevo Consejo Directivo del Colegio, presidido por Alejandro Rosas López, Bolaños Aguilar se refirió al problema de México con Estados Unidos por el tema migratorio, e indicó que próximamente se reunirá con grupos de morelenses migrantes al otro lado de la frontera para informales sobre la ruta que deberán seguir cuando sientan amenazados sus derechos legales y humanos.
Reiteró que el PAN dará seguimiento a la iniciativa presentada ante el Pleno de la Cámara de Diputados con la que proponen disminuir al 50 por ciento el IESP y, lograr así, que baje el precio de las gasolinas.

Asistencia. El legislador federal estuvo presente en la toma de protesta del 24° Consejo Directivo del Colegio de Ingenieros Civiles de Morelos.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ / [email protected]