Cuernavaca, Morelos.- El costo de una ofrenda depende del tamaño de ésta, pues las más económicas pueden costar 50 pesos hasta miles de pesos, como las más elaboradas.

La colocación de ofrendas es una tradición mexicana para recibir a los fieles difuntos, pues se cree que el día 2 de noviembre las almas de las personas que han fallecido vienen al mundo terrenal para disfrutar los platillos y bebidas que les gustaban.

En algunas comunidades colocan grandes altares, como en Ocotepec, Cuernavaca, donde usan ropa y zapatos nuevos para quienes fallecieron durante el último año. 

En el poblado Coatetelco instalan ofrendas colgantes, mientras que en comunidades indígenas colocan ofrendas prehispánicas.

El costo total de cada ofrenda es variado y depende del tamaño. Las más económicas pueden costar 50 pesos y sólo llevan agua, pan, sal, veladoras, flores y fruta. 

Por otra parte, otras pueden costar más de tres mil pesos debido a todos los detalles, adornos, comida y bebida.

Centros comerciales, mercados y tianguis tienen listos decenas de locales con venta de pan de muerto, veladoras, ceras, calaveras, papel picado y todo lo que se requiere para una ofrenda.

Durante los últimos años las calaveras de amaranto han tomado auge en el gusto de la gente, más para consumo, que como adorno.

Por: MARCELA GARCÍA
[email protected]