compartir en:

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) será observadora durante el proceso de exhumación e inhumación de los más de cien cuerpos, que fueron depositados en marzo del 2014 de manera irregular en una fosa del panteón de Tetelcingo.

El segundo visitador general de este organismo, Enrique Guadarrama López apuntó que si bien es cierto este proceso está a cargo de la Fiscalía General del Estado (FGE), ellos serán observadores, luego de que la CNDH atrajo el 24 de noviembre del 2015 este asunto, por tratarse de un caso de trascendencia.

"La participación del personal de la institución que me acompaña es con la calidad de observadores de la diligencia ministerial, la diligencia corre a cargo y es responsabilidad de la Fiscalía General del Estado; el personal de la CNDH incluye visitadores adjuntos, criminalistas, psicólogos y médicos" apuntó previo a prepararse para el procedimiento.

Manifestó que será un total de 15 personas de esta institución la que estará el tiempo que dure la exhumación y reinhumación de estos cuerpos, los cuales serán llevados a un nuevo lugar, al comentar que estarán atentos para que se respeten los derechos humanos.