El sonido ensordecedor de los fuegos artificiales que la comunidad de la ciudad colombiana de Armenia encendió una tarde para celebrar el inicio de las fiestas decembrinas, provocó una crisis nerviosa a un perro que vivía junto a sus dueños en el undécimo piso de un edificio de departamentos.

 

“Sultán”, como le llamaban sus dueños al perrito, se aterró por el ruido provocado por la pirotecnia típica de la época navideña y provocó serios destrozos en el departamento antes de lanzarse por la ventana.

De acuerdo a fuentes locales, Sultán cayó decenas de metros antes de aterrizar sobre una mujer que se encontraba sentada en el área común de la zona residencial a la que pertenecía el edificio.

La mujer sufrió la fractura en el omóplato y se encuentra en su domicilio recuperándose de sus heridas, mientras que el perro de aproximadamente 40 kilos de peso perdió la vida de manera instantánea por la caída.

Según testimonios de los dueños de Sultán, el perro había sido rescatado de las calles 10 meses atrás y pasaba gran parte de sus días encerrado solo en el apartamento, esperando a que sus habitantes llegaran para alimentarlo, pasearlo y sacarlo a hacer sus necesidades.

En una entrevista con Noticias Caracol, John Rodríguez, propietario de Sultán, dijo:

Tengo entendido que es una fisura, una fractura, no sé, no he visto radiografías ni nada de ello. Yo he estado pendiente de la muchacha.

Por otro lado Luisa Fernanda Salazar, también dueña del can, dijo sentirse apenada por cómo murió su mascota.

“Debió sentir un gran susto, ya que causó daños en la cocina antes de morir,” dijo. “Tiró el extractor de humo de la cocina y los platos. Sus nervios tuvieron que ser tantos por esos sonidos que se acabó lanzando por la ventana”.

Hasta el momento la mujer afectada por la caída del perro no ha levantado ninguna denuncia en contra de sus dueños.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...