compartir en:

Cuautla, MORELOS.- El Señor del Pueblo sigue de pie, igual que su santuario, el cual resintió el terremoto ocurrido el 19 de septiembre.
Aunque sufrió grave afectación, la fe de quienes a él acudían resanó los desperfectos.
El inmueble histórico que tiene poco menos de 200 años de vida sigue firme para su comunidad.
El fuerte movimiento telúrico provocó el desprendimiento de su cúpula, por lo cual el resto de material cayó encima de las bancas de madera; similar detino tuvo la bóveda, pues sufrió fractura de consideración.
El santuario, construido aproximadamente en el año 1830, aún resguarda la figura del Señor del pueblo desde 1907.
Cuentan los lugareños que, en aquel entonces, un personaje proveniente del Estado de Oaxaca dejó dentro de una caja la imagen del santo, el cual dicen los habitantes más longevos ya no quiso irse del pueblo.
Apenas un día después del sismo, los encargados del lugar, entre párrocos, sancristanes y ayudantes, iniciaron las reparaciones del inmueble.
Un trabajador resanaba las grietas en la entrada y esperaban la llegada de autoridades, aunque tenían contemplado que la iglesia del Señor del Pueblo seguiría con puertas abiertas a pesar de la contingencia.
El santuario celebra su fiesta cada tercer Viernes de Cuaresma, cuando se dan cita miles de feligreses del municipio, la entidad y varios estados más.
Actualmente, continúa siendo reparado debido a los daños que dejó el terremoto.

Bello. El templo El Señor del Pueblo es de puertas abiertas.

Labor conjunta. Los feligreses ayudan a remozarlo.

Por: Guillermo Tapia /  [email protected]