Guadalajara.- La crisis en el campamento de Chivas está a todo lo que da, y como referencia se tiene el incidente en el que Jair Pereira se le fue a patadas y dio un ‘zape’ a un canterano.

El técnico argentino, Matías Almeyda, pidió que algunos jugadores de la Sub-20 entrenaran con el primer equipo.

En la práctica de ayer, un par de canteranos debían encarar y burlar al defensa morelense; el primero lo evadió sin problemas con un recorte hacia la izquierda, por lo que el capitán pateó furioso una banderilla, tras la jugada.

En la siguiente acción, el segundo canterano no sólo lo superó, sino que le hizo túnel, por lo que Pereira se le fue a patearlo, y al no alcanzarlo, le dio un ‘zape’.

El resto de los jugadores trataron de calmar al capitán, quien no contestó y continuó con el entrenamiento.

Staff Diario de Morelos.