compartir en:

Luego de que Iván Pereira fallara el penal al minuto 78 su compañero Javier Ríos llegó a pensar que el Chinelo de Bronce se les iba de las manos, sin embargo, el no perder la fe los llevó a ganar la Copa Morelos Tecate.
El capitán de los de la heroica se mostró feliz tras el tanto final en la tanda de penales y se lo dedicó a todos los seguidores de Cuautla.
“Gracias a Dios con ese gol se alargó a los penales y era lo que teníamos mentalizado, gracias a Dios se dio y aquí estamos.
“Si llegué a pasar por nuestra cabeza el perder tras el penal fallado, pero gracias a Dios empatamos y conseguó mi primera Copa Morelos en mi segundo año viniendo”, dijo.

"Es la primera vez que llego a una final; para nosotros es importante, gracias a dios se nos dieron las cosas. Nunca hay que darse por vencido. Podemos hacer grandes cosas.”  Abel vega Díaz, jugador del Zapata Cuautla.

Por Marco Avelino