Petróleos Mexicanos (Pemex) reiteró que las gasolinas y el diésel que se vendieron en el mercado nacional cumplieron en todo momento con la normatividad; esto en respuesta a las a las versiones publicadas referentes a la calidad de combustibles suministrados recientemente en México, ante los recientes fenómenos naturales que derivaron en el cierre de refinerías en Estados Unidos y en México principalmente Houston y Salina Cruz.

No obstante, reconoció que, con la autorización de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), la empresa importó cargamentos adicionales de combustibles con especificaciones diferentes, mismos que fueron mezclados con gasolinas de producción nacional a fin de modificar su composición para que se pudiera cubrir plenamente con las características requeridas por la norma ambiental mexicana, proceso que, dijo, es una práctica común a nivel internacional.

Informó  que implementó diversas medidas emergentes a fin de garantizar el abasto de gasolinas en todo el país.

Detalló que, a través de estas estrategias, reaccionó de manera inmediata y ágil para encontrar alternativas que evitaron mayores adversidades para el consumidor nacional, lo cual, dijo, no fue un logro menor porque incluso en Estados Unidos se presentó desabasto de combustibles, lo que no sufrió México.

Por último, dio a conocer la situación se ha normalizado y los cargamentos de combustibles que se están adquiriendo actualmente cumplen en su totalidad con las especificaciones.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...