compartir en:

Morelos.-El Gobierno de la República está presente en las comunidades más afectadas por los sismos ocurridos en las últimas semanas, subrayó el presidente Enrique Peña Nieto quien destacó la importancia de la reactivación económica y de la participación de la gente en la reconstrucción.

“Mucha de la reconstrucción de la vivienda, de pérdida total y parcial, va a requerir y demandar que los afectados participen en esta etapa de reconstrucción, que haya autoreconstrucción, que además va a ser asesorada y verificada a través de la Sedatu (Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano)", expresó.

Durante una visita al municipio Tlayacapan, Morelos, para un recorrido de evaluación de daños, el mandatario recalcó que su administración no dejará solos a los habitantes de estas comunidades.

“Materialmente me es imposible estar en cada lugar afectado, son cientos, si no es que miles de lugares afectados en todas las entidades, pero lo que sí estamos asegurando es que haya una presencia del gobierno, de representantes del gobierno”, dijo.

Acompañado por los secretarios de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos; de Marina, Vidal Francisco Soberón; el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, entre otros funcionarios, afirmó que continuará visitando las comunidades más afectadas en cada entidad.

“Puede ser que yo en lo personal no pueda físicamente y materialmente estar en todos los lugares, pero el gobierno está haciendo presencia, me está ahí representando y estamos teniendo coordinación en todas las mesas, para que a través de nuestros delegados y de nuestros funcionarios podamos hacer esta tarea de reconstrucción a la que ya les he convocado”, sostuvo.

Al dirigir un mensaje a los pobladores, expresó sus condolencias y solidaridad por la pérdida de seres queridos, pues en ese municipio se registraron cinco decesos como consecuencia del movimiento telúrico.

Expuso que la recuperación tendrá los mismos pasos que en las demás entidades afectadas, como la demolición de viviendas dañadas, limpieza de escombros, un censo para determinar los daños y la tarea de reconstrucción, que podría tomar semanas.

Peña Nieto indicó que al igual que en Chiapas y Oaxaca se canalizarán apoyos económicos y materiales para la reconstrucción de las viviendas afectadas o la reconstrucción total de aquellas que se derrumbaron.

Refirió que también se realiza un censo para determinar escuelas afectadas y subrayó que “no habremos de permitir que los niños regresen a escuelas que no sean seguras”, para lo cual la Secretaría de Educación Pública, en coordinación con los gobiernos locales, ya destinan recursos para la reconstrucción y reparación de los planteles.

Anunció también recursos para reparar y reconstruir los templos religiosos, como el emblemático del lugar, dedicado a San Juan Bautista, y dio a conocer que la tarea de evaluación de estas estructuras está a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y la Secretaría de Cultura, para recuperar el patrimonio cultural del país.

Hizo énfasis en la importancia de la reactivación de la actividad económica, pues muchos comercios tuvieron pérdidas a partir del sismo, los cuales, al igual que las viviendas, serán censados y recibirán recursos para que los comerciantes puedan retornar a su actividad.

En este sentido, hizo extensivas las peticiones de los pobladores para que los funcionarios que laboran en la zona consuman productos de los comercios locales y ayuden a la reactivación de la economía

El presidente confió en que la sociedad en su conjunto acompañe la labor de reconstrucción. “He convocado a que la sociedad, al igual que hoy lo está haciendo de prestar apoyo y atención a la emergencia de la zonas afectadas, por igual lo hagamos en la etapa de reconstrucción”.