compartir en:

El Presidente Enrique Peña Nieto encabezó una reunión de evaluación del estado actual de la contingencia ambiental que vive el Valle de México y reiteró las instrucciones dadas la víspera con el fin de revisar las medidas para mejorar la calidad del aire y proteger la salud de sus más de 20 millones de habitantes.

En la reunión, que tuvo lugar en la Residencia Oficial de Los Pinos, Peña Nieto resaltó que no sólo se debe atender esta contingencia, sino adoptar también nuevos estándares e instrumentos que permitan reducir, de manera sostenida, los índices de contaminación atmosférica.

En ese sentido, dio indicaciones a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) para que, a la brevedad posible, se establezca una Norma Emergente de Verificación Vehicular en beneficio de todos los habitantes de la Megalópolis.

Este instrumento, señaló, deberá incorporar las mejores tecnologías disponibles a nivel mundial, para garantizar bajas emisiones contaminantes de los autos en circulación.

Refirió que igualmente, la SEMARNAT impulsará los acuerdos necesarios al interior de la Comisión Ambiental de la Megalópolis para actualizar y reorientar el Programa de Contingencias Ambientales Atmosféricas.

Expuso que el objetivo es asegurar que, bajo cualquier condición meteorológica, la calidad del aire en el Valle de México no ponga en riesgo la salud de la población.

En la reunión estuvieron presentes el Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano Alamán; el Jefe de la Oficina de la Presidencia, Francisco Guzmán Ortiz; el Coordinador General de Política y Gobierno, Andrés Massieu Fernández; y el Subsecretario de Planeación y Política Ambiental, Rodolfo Lacy Tamayo.