compartir en:

Acompañada por sus seres queridos, quienes siempre están con ella en los buenos y malos momentos, la anfitriona festejó 67 años, sintiéndose en la mejor etapa de su vida, llena de bendiciones. 
Risas y plática entre buenos amigos, fue lo que caracterizó esta divertida reunión; los asistentes externaron  que la cumpleañera es una gran persona, un modelo a seguir por su carisma y brillo, en especial por ser una mujer altruista. 
Luego de un delicioso buffet que compartieron los invitados, se entonaron las tradicionales Mañanitas para desearle a Paty buenos deseos para este nuevo año que comienza. A cada uno de los presentes se le sirvió un cupcake de zanahoria para endulzar esta tarde de celebración. ¡Felicidades, Paty! 

Por: Alfredo Valdez
[email protected]