compartir en:

Agentes de la Patrulla Fronteriza detuvieron el sábado a 30 personas, en su mayoría de origen chino, mientras trabajaban en la construcción de un túnel entre las ciudades de Tijuana y San Diego.

El descubrimiento fue realizado alrededor de la 01:30 h del sábado, cuando los agentes que patrullaban en la garita de Otay vieron a una docena de personas actuando de manera sospechosa.

Parte del grupo intentó escapar y al perseguirlo los agentes descubrieron lo que resultó ser el final de un tunel de un kilómetro y medio de largo conectando a ambos países.

Durante el operativo, las autoridades estadounidenses detuvieron a 30 personas, 23 chinos y siete personas de nacionalidad mexicana.

Ante la falta de evidencia de drogas, se cree que el objetivo del túnel es el tráfico de personas, algo inusual en esta clase de construcciones.

Autoridades mexicanas ya investigan el caso a fin de determinar quien fue el responsable de la construcción y operación del túnel.

Este es el túnel número 13 encontrado en el estado de California desde el año 2006.