Gracias a una denuncia emitida por José Dominguez, director del área de Supervisión de la Secretaría del Trabajo de Chihuahua, se dio a conocer que al menos 80 campesinos fueron presuntamente desaparecidos por su patrón quien los explotaba. 

Los indígenas laboraban en el municipio de Guadalupe y Calvo, donde se dedicaban a la pizca de cebolla por menos de 90 pesos diarios y se alojaban en un albergue conocido como “Chuchi Muñoz” 

José Dominguez explicó que no se conoce el paradero de los indígenas desde hace una semana, cuando la dependencia a su cargo recibió una denuncia por supuesta explotación laboral. 

Las autoridades tampoco conocen el nombre o el paradero de la persona que contrató y presuntamente desapareció a los obreros indígenas. 

"Es difícil seguirles el rastro porque no sabemos el nombre del enganchador", agregó Domínguez.

De acuerdo con la dependencia estatal, los indígenas desaparecidos y la persona que los contrató podrían haberse movido al municipio de Ahumada, sin embargo la información no ha sido confirmada. 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...