Vicente, Evelia (‘Bella’) y Lesem ‘enganchan’ a sus víctimas a través de ‘amenazas espirituales’

CUAUTLA, MORELOS.- En la iglesia cristiana “La Vid” de Cuautla, que regentean Vicente, Evelia (“Bella”) y Lesem, la salud espiritual no es lo primordial, sino la obtención de dinero de mucha gente en desgracia emocional, no sólo de escasos recursos, sino preferentemente de buenos ingresos.

De acuerdo con cálculos conservadores, esta empresa de la que la Secretaría de Gobernación no se tiene registro como asociación religiosa, tiene ingresos superiores al millón de pesos al mes.

Este negocio disfrazado de iglesia con sede principal en la calle Retirada de Calleja 5, colonia Emiliano Zapata, centro de Cuautla, está siendo sujeto de investigación por parte de la Fiscalía General del Estado de Morelos y estaría en el escenario de defraudación fiscal.

Por increíble que parezca, las utilidades de “La Vid” se generan en un modelo empresarial a través de al menos 15 opciones de ingresos, que involucran lo mismo a los adultos mayores que a jóvenes y hasta niños.

El “enganche” de gente incauta se da en el “Encuentro”, donde las ovejas confiesan sus pecados, teniendo la promesa de que ganarán la salvación, previa donación de 4 mil pesos.

Antes de que se enfríen, los mantienen en la “Academia”, con curso de 5 mil pesos, y continúan con los “Servicios” de miércoles y domingo, en los que se les requieren diezmos, primicias, donativos y ofrendas.

Una décima parte del ingreso familiar debe ser para la iglesia o todo el ingresos del primer trabajo o cosecha también debe entregarse, porque de lo contrario estarían “robando a dios” y ello impide que cumplan los milagros y puede haber una desgracia, les dicen.

Los “Encuentros” de los “Prejos” para jóvenes, “Igle-kids” para los más pequeños y los “Campo Amigos” son otros programas de la estafa, a los que recurren docenas y docenas de chicos que, entre prédica y prédica, también les piden hacer donativos.

Otros canales de ingresos económicos son “Visio-Ingeniería”, “Curso de Servidores” y “Mujeres en Victoria”, que con asistencias de entre 15 y 30 personas y aportaciones desde trabajo hasta 3 mil personas por persona, reducen los egresos de la iglesia e incrementan los ingresos.

Los argumentos de los pastores Vicente y Evelia, así como su operadora financiera Lesem, y los “servidores” más allegados para quitarle la lana a sus ovejas son muchos y variados, en todos los casos prometiendo milagros y/o amenazando de calamidades divinas.

Un ejemplo de lo anterior es el pasaje bíblico de Ananías y Safira, quienes murieron luego de que vendieron una parte de su propiedad y en lugar de entregar todo lo recibido a la iglesia, guardaron una parte para ellos.

En “La Vid” tergiversan el pasaje y lo acomodan a sus intereses para decirle a sus ovejas que no roben a dios, que no se guarden el dinero, sino que se lo donen a ellos porque de lo contrario pueden padecer una desgracia.

Por STAFF DDM / local@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de   The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado