compartir en:

Con la finalidad de que los consumidores puedan verificar el peso del producto que desean comprar, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), delegación Morelos, y la administración del mercado Adolfo López Mateos (ALM) acordaron trabajar de manera conjunta durante esta temporada.
Se acordó instalar los fines de semana básculas en diferentes puntos del centro comercial ALM, en donde las amas de casa y consumidores del mercado puedan verificar que el comerciante está vendiendo los kilos completos.
Aunado a ello, la delegada, Zaira Fabela Beltrán, y César Cuevas Yneza, administrador del centro comercial, firmaron un convenio para que la Profeco capacite a los locatarios sobre los requisitos y obligaciones que marca la legislación aplicable.
El objetivo de la charla con los comerciantes de parte de personal de la autoridad federal es para que cumplan con la normatividad y se eviten sanciones administrativas, dijo la delegada, Zaira Fabela.
Informó que en el marco del programa de Verificación y Vigilancia Cuaresma 2016, a partir de este fin de semana se instalarán  dos instrumentos en el ALM para ayudar a los consumidores en sus compras de temporada.
Los acuerdos alcanzados entre ambos servidores públicos tienen el propósito de beneficiar tanto a los ciudadanos como a los mismos comerciantes, principalmente a los que comercializan productos básicos, dijo la funcionaria durante la entrevista.
Fabela Beltrán informó que se colocará permanente de la denominada “Báscula del Consumidor” durante esta temporada de cuaresma, por lo que durante todos los sábados hasta el 26 de marzo estarán ubicadas en diferentes zonas del mercado. i