A partir del próximo lunes, Coca-Cola Femsa, el embotellador de la marca de bebidas más importante en México, aplicará un aumento de 6.6% en todo su portafolio de bebidas que incluye refrescos de cola, de sabores, productos lácteos y bebidas no carbonatadas, a fin de compensar el aumento de las materias primas como PET y endulcorantes.

La compañía señaló que, “como la mayoría de las empresas, nos hemos enfrentado al incremento de precios en las materias primas que utilizamos para elaborar nuestros productos. No obstante, a través de eficiencias y de una óptima integración de nuestra cadena de suministro, hemos logrado contener lo más posible cualquier actualización de precios”.

Los nuevos precios quedarán así:

  • Coca Cola de 600 ml, pasará de 15 a 16 pesos.
  • Coca Cola de lata de 355 ml tendrá un aumento de 15 a 16 pesos.
  • Coca Cola de 2.25 L no retornable pasará de 31 a 32 pesos.
  • Coca Cola de 2.5 litros retornable, subirá de 27 a 28 pesos.
  • Coca Cola de 3 L no retornable pasará de 44 a 45 pesos
  • Agua mineral “Topo Chico” aumentará de 12 a 13 pesos.
  • Jugos Del Valle de 355 ml en lata pasarán de 14 a 15 pesos.
  • Powerade de 600 ml pasará de 20 a 21 pesos.
  • Powerade de 1L, de 26 a 27 pesos.
  • Agua natural Ciel de 350 ml pasará de 7 a 8 pesos.
  • Agua Ciel mineral de 1.75 L no desechable subirá de 24 a 26 pesos.

De acuerdo con el Inegi, los refrescos envasados tienen una ponderación de 2.06434% en la canasta que se utiliza para medir la inflación al consumidor, superior a la ponderación de la tortilla de maíz, del servicio de telefonía móvil, y los paquetes de internet.

Cabe mencionar que en varios estados de la República los proveedores de Coca Cola ya han notificado a los dueños de algunas tiendas de abarrotes sobre este aumento de precios sobre todo de refrescos.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado