compartir en:

Ocho artistas florales de escala internacional, entre ellos los mexicanos Ramiro Guerrero y Alberto Arango, tendrán la oportunidad de transformar ocho patios institucionales ubicados en edificios representativos de Córdoba, sur de España, en un festival que se realizará del 20 al 29 de octubre.

Los mexicanos, de Flores Cosmos, concursarán en este festival junto con artistas florales premiados internacionalmente como el chino Alfie Lin, la española Isabel Marías, los estadunidenses Natasha Lisita y Daniel Shultz, el francés Patrick Nadeau y el belga Tomas De Bruyne.

Asimismo, participarán Wona Bae (Muahn, Corea del Sur, 1976) y Charlie Lawler (Hobart, Australia, 1980), quienes integran la firma australiana Loose Leaf y el británico Robert Hornsby, uno de los diseñadores florales más atrevidos de Londres, quien fundó "In water flowers" en 1999.

Hace diez años, en Barcelona, Alberto Arango (Ciudad de México, 1980) y Ramiro Guerrero (Toluca, 1979) tuvieron la visión de regresar a México y dar un giro radical a su vida: montar una floristería.

En el festival Flora, convertidos ya en referencia del arte floral latinoamericano, regresan a España para cerrar "un maravilloso círculo", como ellos mismos declaran y su intervención tendrá lugar en el Archivo Municipal de Córdoba.

Experimentación en las formas, los colores y los materiales caracterizan su sello. Trabajan con flores como podrían trabajar con cualquier otro material: lo suyo es pura sensibilidad, visión artística, valentía creativa.

Sueñan con montar una instalación floral en el Espacio Escultórico de la Universidad Nacional Autónoma de México, en el bosque de Kyoto o en la Luna.

La directora de Flora, Chelo Lozano y el director artístico Emilio Ruiz Mateo, dieron a conocer hoy la programación del festival y destacaron que en éste habrá un intercambio cultural inédito entre un espacio tan tradicional como los patios cordobeses y un arte tan contemporáneo y sorprendente como el de las instalaciones florales.

Habrá un diálogo amable entre tradición e innovación llamado a convertirse en cita obligada de la agenda cultural española, anotaron.

Expusieron que los artistas reinterpretarán los patios cordobeses desde puntos de vista, factores culturales y contextos muy diferentes, ofreciendo una mirada inédita sobre nuestro patrimonio.

Ruiz Mateo destacó el alto nivel de cada uno de los participantes. "Podrán verse ocho instalaciones florales de los mejores del mundo y todos están trabajando la idea del paraíso", explicó.

"No se trata solamente de colocar flores de manera estética, hay una intención artística, una filosofía, una relación diferente de cada artista con las flores", enfatizó.

El festival quiere reconocer la obra de los mejores artistas florales del mundo, un universo artístico aún desconocido por muchos y que hasta ahora carecía de un premio de relevancia internacional.

Habrán tres grandes premios, elegidos por un jurado internacional y dotados con 60 mil, 40 mil y 20 mil euros respectivamente, lo que permitirá situar en el mapa internacional a este festival que tiene lugar en una ciudad con una relación tan estrecha con el mundo de las flores como es Córdoba.

El jurado está compuesto por los belgas Daniel Öst, uno de los padres del arte floral contemporáneo y Pieter Toebaert, botánico y fotógrafo de profesión y responsable de la dirección artística de festivales florales tan prestigiosos como Ghent Floralies (Gante) o Flowertime (Bruselas)

Asimismo, por el británico Robin Lane Fox, clasicista admirado en todo el mundo; por Jaqueline Roerma, de los Países Bajos, quien representa la cuarta generación de una familia holandesa de larga tradición en el mundo floral y el español Eugenio Domínguez, catedrático de Botánica de la Universidad de Córdoba.