compartir en:

Paola Arellano es una mamá joven, trabajadora, amorosa y dedicada a sus más grandes tesoros en la vida; es licenciada en Ciencias de la Comunicación y madre de tres hijos: Patricio de diez años, Regina de seis y el pequeños Luciano, de siete meses.
Para Paola ser mamá es una realización total de su persona y disfruta el tiempo con sus hijos: “Ellos son lo mejor que me pasado; leer cuentos, jugar carritos y con muñecas, hacer pasteles y postres, son de las actividades más divertidas que realizo con mis pequeños por ser de sus favoritas”.
Cada uno de sus hijos se distingue por su forma de ser y carácter: “Hasta para las travesuras son distintos, a Regina le gusta pintar paredes y pintar las muñecas con crayolas, a Pato le divierte esconderse bajo la cama y las sábanas. Trato que mis hijos sean personas de bien y por eso les digo todos los días que son lo mejor que me ha pasado, que agradezco su existencia y que son la más grande bendición que tengo”.
Para Paola, un ejemplo de vida y lucha ha sido su abuelita, quien es el pilar de su familia, la quiere mucho y le agradece por ser una persona tan importante para ella. 
El Día de las Madres lo celebra con Regina, Patricio y Luciano “Todos los días festejo el  Día de las Madres, ya que cuando estoy con mis hijos para mí es un festejo y una bendición; el 10 de Mayo salimos a comer, a tomar helado y vemos películas”.

Por: Mariana García
[email protected]