CUERNAVACA, MORELOS.- Las obras de remodelación del Centro Histórico avanzaron conforme a lo previsto en el plan de trabajo, y no provocaron mortandad de negocios gracias al programa de créditos a tasa cero, al que empresarios y comerciantes tuvieron acceso, indicó el vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), Ángel Adame Jiménez.
El también representante del Consejo Ciudadano de la Ecozona confirmó que los trabajos de la última etapa de la calle Matamoros y de Gutenberg se postergaron para los primeros meses de 2018 a petición de los comerciantes, con el objetivo de que las vías estén libres para las ventas de fin de año.
Adame Jiménez dijo que lo anterior se decidió porque, por más que no se quiera, los trabajos sí disminuyen el índice de venta en los negocios.
La rehabilitación en las calles de Rayón –próximos a concluir- y en Lerdo de Tejada tuvieron un impacto negativo en el comercio que fue amortiguado por los comerciantes con los créditos que obtuvieron en el Fondo Morelos, en condiciones especiales.
Eso impidió que los negocios bajaran la cortina, por lo menos los del sector gastronómico, dijo, al reconocer que hubo pequeños comercios que cerraron en los últimos meses, pero desconoce si fue porque los afectaron las obras o por otra razón.
El representante indicó que no se puede negar que las obras causan afectaciones y malestar, pero subrayó que tampoco puede rechazarse que los beneficios son mayores, empezando porque el cambio de imagen del centro da valor agregado a los establecimientos.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...