El quarterback Tom Brady ofreció una cátedra al lanzar tres pases de anotación el domingo y los enrachados Patriots de Nueva Inglaterra deleitaron a sus aficionados mexicanos con una gran exhibición al apalear 33-8 a los Raiders de Oakland, en el partido que marcó la tercera visita en temporada regular de la NFL al sur de la frontera.

Brady, quien inició el encuentro con 11 envíos completos en fila, terminó con 30 en 37 intentos para 339 yardas y se combinó en jugadas de anotación de 15 yardas para Dion Lewis, de cinco para Danny Amendola y de 64 para Brandin Cook.

El veterano quarterback de 40 años, quien ha sido nombrado cuatro veces Jugador Más Valioso del Super Bowl, totaliza 23 pases de touchdown en la temporada y apenas cuatro intercepciones.

Stephen Gostkowski convirtió cuatro goles de campo, incluyendo uno de 62 yardas que impuso récord de equipo, y los Patriots (8-2) hilvanaron seis triunfos para alcanzar a los Steelers de Pittsburgh con el mejor récord de la Conferencia Americana.

Nueva Inglaterra, el primer campeón defensor en participar en un partido de temporada regular fuera de Estados Unidos, es uno de los cuatro equipos más populares en México, una tierra que no pisaban desde que disputaron un partido de pretemporada el 17 de agosto de 1998, ante Dallas.

Derek Carr terminó con 232 yardas, un pase de anotación y una intercepción para los Raiders (4-6), que venían de su semana de descanso, perdieron por segunda ocasión en sus últimos tres partidos y se mantienen como segundos de la División Oeste de la Conferencia Americana.

Homenajean a rescatistas y víctimas tras sismo

Los patriotas fueron protagonistas en el Estadio Azteca. No los de Nueva Inglaterra, sino los de México.

Exactamente dos meses después de que un sismo de magnitud 7.1 cobrara la vida de 369 personas, 228 de ellas en la capital, los Patriots de Nueva Inglaterra, los Raiders de Oakland y los miles de asistentes al Estadio Azteca se unieron en un acto en que recordaron a las víctimas y rindieron homenaje a los cuerpos de emergencia que brindaron ayuda luego de la tragedia.

Y los verdaderos héroes no fueron Tom Brady o Derek Carr, sino los personajes sin nombre que desfilaron al medio tiempo, escoltados por gritos de “¡México! ¡México!”

Miembros del personal de emergencias, rescatistas y los perros sabuesos que simbolizaron la esperanza de México después de que el país recibió un duro golpe ingresaron en el terreno para recibir el reconocimiento del público.

Los aplausos más sonoros de la noche no fueron para Brady, o para el larguísimo touchdown con Brandin Cooks, sino para Frida, la golden retriever que ayudó en el rescate de una docena de personas atrapadas entre los escombros tras el terremoto y que les dio rostro a los héroes durante las labores de rescate y recuperación.

La imagen de Frida, que usa un visor y calcetines especiales durante las tareas de rescate, brindó a la sociedad esperanza y un sentido de solidaridad en los días posteriores al sismo del 19 de septiembre.

“Son dos meses que han sido muy difíciles para México, pero que a la vez han permitido una reconstrucción cívica”, destacó el expresidente de México, Felipe Calderón, aficionado declarado de los Patriots, quien asistió al estadio. “Me parece tanto o más importante que lo material”.

La proyección internacional que provee el duelo del domingo fue el escenario perfecto para demostrar que México está de pie y con el puño en alto, tal como lo alzaban los rescatistas para pedir silencio luego del terremoto para pedir silencio y detectar si debajo de las ruinas había señales de vida.

El puño en alto de la victoria. Pero también de silencio, de esperanza, de dolor, de vida.

“(Estos eventos) sirven, porque vuelven a posicionar a la Ciudad de México internacionalmente, elevan la imagen del país y de la ciudad, y eso nos ayuda definitivamente”, destacó Calderón, quien gobernó de 2006 a 2012.

Para las miles de personas afectadas, el dolor del 19 de septiembre no desaparecerá pronto. Pero tampoco la esperanza que provee un puño en alto. Después de todo, también representa victoria.

Miles de personas acudieron al estadio a ver a sus héroes, a los Patriotas, sin darse cuenta que estaban sentados entre ellos.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...