compartir en:

México.- Con el objetivo de mantenerse en ritmo, los jugadores de Pumas de la UNAM viajaron a Los Ángeles, Estados Unidos, donde enfrentarán mañana al América, en duelo amistoso que quieren ganar sí o sí.

Jugadores y cuerpo técnico viajaron motivados por enfrentar a un cuadro como el azulcrema, que festejará su Centenario con la afición estadounidense en el StubHub Center de Carson, California, pero sin ánimos de revancha tras caer 2-1 el pasado 24 de septiembre contras las Águilas en el Torneo Apertura 2016 de la Liga MX.

“Por el Centenario de un club de jerarquía y la rivalidad que se ha forjado, para nosotros deportivamente es un orgullo participar ante ellos”, dijo el técnico del equipo auriazul, Francisco Palencia.

Dejó en claro que una revancha con las Águilas solo se daría “en la Liga o Liguilla, aunque este es un partido importante para nosotros y como tal lo vamos a afrontar”, además de aprovecharlo para corregir algunos aspectos rumbo al cierre del Apertura 2016.

Sin importar si es considerado o no como revancha, el defensa Marcelo Alatorre aseveró que lo único seguro es que la derrota está prohibida.

“La afición te lo transmite así, se siente, hay que jugarlo a tope como siempre y siguiendo el funcionamiento que se ha manejado”, indicó el zaguero puma.

Consciente de que la victoria es importante para ellos y para la afición, el portero Alejandro “Pikolín” Palacios aseveró que la buscarán desde el inicio, a pesar de que es un amistoso.