NUBARRONES. Nubes grises asoman al Ayuntamiento capitalino derivado del accidente ocurrido en el Paseo Ribereño el pasado 7 de junio, que dejó como saldo 18 personas lesionadas, entre ellas la regidora Patricia Torres, de Morena, quien tuvo las lesiones más graves al sufrir una fractura de tobillo expuesta.

Ella decidió solicitar este viernes licencia por circunstancia excepcional con goce de sueldo. La regidora dijo que no está en condiciones de continuar desempeñándose en el cargo, derivado del accidente. 

Extraoficialmente se conoció que aún será sometida a otras cirugías y continuará aislada para evitar infecciones derivado de las cuatro intervenciones que le han realizado en el pie. 

Manifestó que aún hay mucho qué decir respecto al accidente y advirtió que en su momento dará a conocer a la opinión pública su postura.  Es derecho legal de la regidora pedir licencia, pero el goce de sueldo es por 15 días, solamente.

CORTE. Representantes de un grupo de víctimas pidieron el jueves a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) que ordene al Estado de México derogar las figuras del arraigo y la prisión preventiva oficiosa, al considerar que violan diversos derechos.

Este pedido surge del caso de la detención, arraigo y prisión preventiva oficiosa arbitrarias que sufrieron a partir de enero de 2006 los indígenas Jorge Marcial Tzompaxtle Tecpile, Gerardo Tzompaxtle Tecpile y Gustavo Robles López.

Estas personas permanecieron detenidas por más de dos años como sospechosas de un delito que habrían cometido otras personas a las que ellos recogieron en la carretera y transportaron en su vehículo.

En la audiencia declaró Jorge Tzompaxtle Tecpile, quien pidió “justicia” porque “no solo nosotros, sino mucha gente ha padecido esta situación”, publicaron medios de comunicación internacionales.

Por: E. Zapata / opinion@diariodemorelos.comlocal@diariodemorelos.com


 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado