MÁS QUE un halo de misterio, una espesa nube de ozono envuelve los más recientes niveles de contaminación ambiental en la CDMX y pone a discusión por qué, si la movilidad social ha bajado por el COVID-19. ¿Será entonces que no son los vehículos automotores los que provocan la contaminación del aire? ¿Qué tanta importancia tiene entonces el programa de verificación vehicular? ¿Qué se va a hacer en Morelos? Dicen, los que dicen que saben, que la concentración de ozono, que no es exclusiva de CDMX sino que afecta también a Morelos, es fenómeno natural y que apenas se normalicen las lluvias la contaminación bajará.

MIENTRAS LOS aguaceros vienen a hacernos el favor de eliminar toda posibilidad de altas concentraciones de mini partículas contaminantes, el asunto de la verificación vehicular va que vuela para otra prórroga. Verán: primero por razones técnicas en los equipos verificadores, esa obligación se complicó, suspendió y determinó que pronto volvería, pero llegó COVID-19 y se reprogramó para reanudar en este mes de mayo. Como el virus no dio tregua, hace no mucho las autoridades para el Desarrollo Sustentable planearon, no atinadamente, que los centros de verificación prestarían atención en junio para recuperar lo atrasado.

AL SABER que al menos en los primeros 15 días de junio debemos de seguir fieles a doña Susana Distancia, no a la mano negra y estornudo de codito, ni quién piense en llevar tu “patas de hule” a la verificación. Alias, todo pinta para que se vaya el primer semestre de 2020 sin que se cumpla la verificación y probablemente, si guardamos cuidados, en el segundo semestre sea suficiente para que todos quepan sin presión. Dadas las condiciones económicas del grueso de la población, en razón del aislamiento social por causa del maldito virus, será muy interesante conocer si habrá borrón y cuenta nueva o toca doblete para verificar.

COMO SEA, ojalá vuelva la verificación en el momento que sea menos lesivo para la sociedad y el medio ambiente, no solo en términos de salud, sino también de tipo económico, todo por el bien de Morelos.

 

opinion@diariodemorelos.com

Twitter: @ezapata1