A LA velocidad con que suelen transitar los asuntos en el Congreso de la Unión, es muy probable que la iniciativa de reforma constitucional para la creación de la Guardia Nacional se defina para el 2019 o más.

Vale recordar que al menos en las administraciones de Felipe Calderón (PAN) y Enrique Peña Nieto (PRI), las respectivas oposiciones, incluida Morena, se opusieron al mismo plan porque se “militarizaría” del país.

Ahora, el gobierno federal emanado de este último partido urge la necesidad de que las fuerzas castrenses encabecen la estrategia para combatir la inseguridad, provocando la molestia hasta de aliados electorales.

ES MALA noticia para el grueso de la sociedad que la estrategia del gobierno federal para someter a los criminales y reducirlos a su mínima expresión se encuentre entrampada en jaloneos legislativos y sociales.

Es una verdad incuestionable que, de “facto”, las fuerzas militares están cumpliendo tareas de seguridad pública interior, pero el quid es que de “jure” lo están haciendo fuera de lugar y sin encabezar la acción.

Ahora se llega al punto donde no hay vuelta: dicen algunos militares que el mando es indivisible e irrenunciable, por lo que de prosperar la Guardia Nacional ellos deben ser quienes tengan el mando sin dudarlo.

ACASO CON la evocación de las dictaduras militares en otros puntos del plantea, hoy día hasta muchos que impulsaron a López Obrador a la Presidencia, como Tatiana Clouthier, están en contra de la iniciativa.

En la Cámara de Diputados federal, ayer mismo se dividía con pocas probabilidades consensos el proyecto para crear la Guardia Nacional, por lo que los aliados no tenían confianza de someterla a su definición.

Los diputados estaban, más bien, concentrados en la discusión de los particulares del Paquete Económico 2019, mismo que en una de las malas pudiera servir de divisa de negociación para la Guardia Nacional.

POR ENCIMA de dimes y diretes brota una pregunta que hasta da miedo, en caso de echarse para atrás la iniciativa de Guardia Nacional: ¿Con qué se combatirá al crimen sin los soldados regresan a los cuarteles?

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata1


Loading...