RECIÉN el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa, soltó en discurso a los militantes tricolores de Morelos: “¡Hagamos equipo, trabajemos juntos, unámonos!”. Se desconoce si les sabía algo o sólo les hablaba al tanteo…

Como quiera que sea, ya desde el título del encuentro, “La unidad, nuestra fortaleza”, se infería la necesidad del liderazgo nacional para que sus tropas tricolores se pongan a jalar juntas y parejas por la causa.

Sólo el resultado de las elecciones que serán ya dentro de 65 días dirá si fructificó el llamado del líder nacional a las tribus tlahuicas o pudieron más las viejas fobias entre los que han mangoneado al partido.

OTROS que han dilapidado el tiempo son los coalicionistas morelenses de los partidos Morena, Encuentro Social y del Trabajo, que es la hora que no acaban de definir algunas posiciones importantes por división.

No parece preocuparles demasiado, sin embargo, pues una vez más la esperanza es que las bendiciones del mesías López Obrador los bañen de gracia y de votos, para ganar un lugar en los cielos de gobierno.

Es aquí donde surge la incógnita de si habrá votos en cascada para Andrés Manuel y toda su feligresía candidateada en Morelos o puede presentarse el peligroso escenario para ellos del voto diferenciado.

POR el lado de la “chiquillada” partidista, el escenario no es del todo claro, habida cuenta de que la pepena de votos tendrá como sus principales actores los colores de Morena, PRD, PAN y hasta el PRI.

Alias, aquellos que tradicionalmente han ido colgados de los partidos dominantes, como el Verde Ecologista y Nueva Alianza, corren un alto riesgo de achicarse más, con espacios solo para los dueños del negocio.

Otro partido que no la libra es el Humanista, cuyo dueño se sofocó no hace mucho por la probabilidad de que se elevara el porcentaje mínimo de votos para mantener el registro y la millonaria prerrogativa.

SIN la menor duda, otro actor no solo importante sino protagónico del actual proceso electoral está siendo y será mucho más el Tribunal Estatal Electoral, que será muy recurrido por partidos y su tribunal superior.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata1

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...