EL “AGANDAYE” no es nuevo ni exclusivo de muchos mexicanos, pues con otros nombres ha sido practicado por todo mundo, pero como el de acá no hay dos; no en vano hay algo de fama para los mexicanos.

En algunas ciudades sudamericanas dicen que una “mexicanada” equivale a una trampa… y ni modo de decir que eso nada tiene qué ver con lo que se hace por aquí y por allá, en el transporte, negocio, etc.

Tan es así que al paso del tiempo se han creado instituciones públicas encargadas de revisar que no se cometan trampas o “agandayes” de arriba abajo con contralorías, auditorías, función pública, asuntos internos…

TRAÍDO EL tema de marras al hoy aquí, resulta que en el manejo de la vacuna para controlar la pandemia de COVID-19 ya se supo de un director de hospital en el Edomex que “agandayó” vacunas para su familia.

En Coahuila también se supo de trabajadores administrativos de Salud que se adelantaron en la fila y pusieron el bracito para recibir el biológico ansiado antes que el personal médico que lo merece y urge más.

Ayer supimos que la senadora por Morelos, Lucía Meza, ha propuesto un cuerpo anti-agandalle con el membrete de Comisión Especial de Seguimiento para aplicación transparente de la vacuna contra Covid19.

DE LO que se trata es que desde la adquisición de las vacunas hasta su aplicación, pasando por los costos y forma de distribución, así como de los usuarios, todo fluya con justicia y equidad, aparte de eficiente.

El punto es ¿quiénes conformarían la mentada Comisión y que se tenga la certeza de que algunos de ellos no van a cometer el clásico “agandaye”?, no sólo en el plano sanitario sino hasta político-electoral.

Hoy mismo ya hay cuestionamientos sobre la probabilidad de que los gobiernos en turno pudieran aprovechar la fase de vacunación, coincidente con el proceso electoral, para castigar o sacar raja política.

NO HAY forma a la vista para garantizar que no habrá “agandaye” en la aplicación de las vacunas contra el COVID, por más que se inventen comisiones supervisoras; si acaso, que todo fuera transparente. ¿Podrán hacerlo?

Por E. Zapata / opinion@diariodemorelos.com / Twitter: @ezapata1