A ESCASOS 22 días del cierre de año, la proyección en materia de seguridad para Morelos es de una ligera mejoría con relación a 2019, pero no así en comparación con 2018 y en ningún caso satisfactoria. 

En términos generales, la mejoría señalada insatisface porque si bien en número absoluto de casos parece menor en el conteo nacional, cuando se observa la tasa por cada 100 mil habitantes la posición es alta. 

Una interpretación directa sería que el confinamiento parcial o baja en la movilidad social no repercutió significativamente en la consumación de la amplia gama de delitos que cuantifica el Sistema Nacional de Seguridad. 

LAS CIFRAS en el papel nunca podrán reflejar con total claridad los sentimientos a nivel de tierra por cualquier tipo de delito, sobre todo en los que se atenta contra la vida e integridad física de las personas. 

Sin embargo, para dimensionar que ha sido 2020 en seguridad para los morelenses bien vale atrapar los fríos números, que en los cinco tipos de delito más sensibles para la sociedad muestran la ligera mejoría citada. 

Con relación a datos de 2019, el homicidio doloso y el feminicidio bajaron por igual 11 %; el secuestro se redujo en 14 % y la extorsión mostró un descenso de 28 %. El robo de automotores se elevó un 10%. 

EL DESCENSO de delitos en el comparativo de 2020 con 2019 resultó favorable, pero cuando se observan las cifras de 2018 el panorama resulta más clarificador, porque en todos los casos fueron menores. 

Entre todos los datos, resalta el de extorsión, que 2018 fue menor en un 82 % con relación a 2020 y 87% por ciento comparado con 2019. La lectura es que no obedeció a estrategia de seguridad sino talante criminal. 

Por supuesto, en esta estadística no se toma el volumen de delitos que no son denunciados a la Fiscalía, también conocida como “cifra negra”, pero como quiera que sea el registro de delitos es negativo alto. 

POR SOBRE todas las cifras relatadas a lo largo de este año estuvo la estrategia salpicada de abrazos – no balazos, así como de becario – no sicarios y otros discursos. Para 2021 no hay indicios de cambio de estrategia. O sea…

Por E. Zapata / opinion@diariodemorelos.com / Twitter: @ezapata1


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado