EN UN estado con vocación turística por excelencia como es Morelos, claro que no cae nada bien la sola idea de que las fechas cívicas y por tanto de no trabajo ni escuela se celebren precisamente en su día.

Alias, si la festividad o conmemoración cae en miércoles, difícilmente se darán las condiciones para el flujo de turistas a Morelos, a diferencia de si el festejo se recorre a lunes o viernes para el llamado “puente”.

Loable el deseo de que esas fechas sean para rememorar en cuerpo y alma nuestros hechos históricos, pero no es garantía que así será, por lo que el plan, deseo o gracejada apunta a no calar en el ánimo público.

POR CIERTO, la idea de derribar los “puentes” no sería la primera y quizá ni la única que quedara como anécdota de los tiempos de la 4T, como se recordará el ambicioso plan de la descentralizar la burocracia.

Hasta donde nos quedamos, la vanguardia de esto sería la instalación de la Secretaría de Cultura en el estado de Tlaxcala, lo cual a saber ya dada no ha hecho diferencia, como otrora lo hizo INEGI en Aguascalientes.

En Morelos no se ven ni las luces de la llegada de Banco Nacional de Obras (Banobras), en tanto años ha la instalación de Caminos y Puentes Federales (Capufe) lejos de beneficiar ha resultado en un “virreinato”.

Y EN el episodio más reciente del melodrama del avión presidencial que se resiste a la venta, nos encontramos con que se “rifa pero no se rifa” y mientras sean peras o manzanas ¡ah, cómo ha sostenido rating!

En medio de todas las reacciones, la que no halla renovación es la de los simpatizantes, que para tundir a los opositores no presenta algún argumento sólido, sino acusar que en el pasado fue solapado todo.

Al ritmo que vamos, no se descarte un nuevo plan de navegación sobre el destino final del traído y llevado Boeing 787-8, mismo que los señores asesores del gobierno federal no acaban de encontrarle las coordenadas.

Y SOBRE el Banco del Bienestar también hay que tener paciencia, pues a falta del mismo ha entrado al quite la banca comercial de siempre y la riesgosa dispersión de recursos directo. Harán sucursalitas en breve. Sea.

 

opinion@diariodemorelos.com
Twitter: @ezapata1