¡AAARRANCAN! MÁS de dos-tres gobiernos municipales la captación de ingresos a través de los cobros adelantados de contribuciones como el predial, por tradición y porque a estas alturas ya escasean los dineros.

Qué bueno que no se trata de un ejercicio fiscal de cierre de trienio, porque en teoría no podrían meterle la mano a esos recursos que ya corresponden a la siguiente anualidad, so riesgo de cometer un delito.

El detalle es tan delicado como conocido, hasta en el ámbito familiar: gastar el ingreso de manera adelantada es un mejoralito a la carencia, que más adelante provocará un nuevo dolor de cabeza, irremediablemente.

OTRA RUTA “suicida” que está en la cabecita de esos más de dos-tres presidentes municipales es la de incrementar los impuestos, que de cierto ya traen alza en razón de la Unidad de Medida de Actualización.

No fue un acto de indiscreción de la diputada Rosalina Mazari Espín, titular de la Comisión de Hacienda, decir que las alcaldías buscan esa vía para allegarse recursos frescos sin que signifiquen deuda pública.

La intención viene justamente luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nacional le puso un hasta aquí a sus abusos en el cobro del Impuesto Adicional del 25 por ciento sobre otras contribuciones.

UNA SENDA más que está en la imaginaria de aquellos ayuntamientos que “no ven la esquina” es la contratación de créditos bancarios, que a saber no serían por una bicoca, porque las necesidades son grandes.

Que si con unos cuantos millones de pesos salieron del paso, no sería necesaria la autorización del Congreso, sino que sus cabildos le darían luz verde, pero la condición sería que lo pagaran antes de cerrar 2021.

Pero como deben a proveedores, ex trabajadores, bancos y otras instituciones, los créditos serían por cantidades serían altas y deberían de pagar parcialmente las siguientes administraciones. Así las cosas.

Y AUNQUE dicen, los que dicen que saben, que no estará tal ahorcado el presupuesto 2020 y las participaciones federales tendrán aumento ligero, el futuro inmediato es improbable y la crisis ya viene de hace rato.

Por: E. Zapata / opinion@diariodemorelos.com / Twitter: @ezapata1