LA CREENCIA de que la equidad de género en el servicio público sería el gran remedio a todo mal de Morelos, empieza a diluirse cuando se ven casos como el de nuestra Cámara de Diputados dominada por ellas.

 

Si en legislaturas previas la cosa estuvo mal con gran mayoría de integrantes del género masculino, la búsqueda de mejoría ha quedado a deber en la actual conformación de 14 diputadas por 6 diputados.

 

Antes de las elecciones se alertó que tomar como primer criterio la equidad de género y no la capacidad de los candidatos podría arrojar resultados como los que hoy tienen a Morelos en la incertidumbre.

 

ES CIERTO que en el género femenino no hay una minusvalía de capacidades para realizar, casi, cualquier tarea otrora monopolizada por el masculino, pero el saber y hacer no se da en razón de género.

 

Y la moda política de la “paridad de género” para el caso del Poder Legislativo se llevó al exceso que hoy es claro: ¿Qué paridad de género puede haber en la proporción citada de 14 diputadas y 6 diputados?

 

Así, el Legislativo de Morelos ha tenido un primer año de magros resultados, que con evidente falta de vocación parlamentaria se han atorado en refriegas que tienen acotada la actividad sustantiva de ese poder.

 

HOY CASI nadie repara en el imperativo de “paridad de género” en los poderes, tal vez porque para muchos de sus promotores resulta hasta inconfesable el desencanto de lo que se ve, por ejemplo en el Congreso.

 

Ergo, esa paridad por sí sola no es suficiente, el servicio público de Morelos y de todo el país requiere gente capaz, sin ningún otro distingo que ese de la capacidad de privilegiar el bien de las mayorías.

 

Y tan no es asunto de género la gobernanza, que en instancias como el Legislativo local mismo ya podrían ser 20 diputadas y ningún varón, pero necesariamente con tamaños como para evitar lo que hoy se ve.

 

SERÁ EN el 2021 todo un desafío escapar de la moda de la equidad de género para instalarse, mejor, en la exigencia de un principio mínimo de capacidad, al menos en la dinámica del servicio público de carrera. Sea.

 

opinion@diariodemorelos.com

Twitter: @ezapata1