RESULTÓ PARADÓJICO el reciente fin de semana que al tiempo que se ponderaba la excelencia de un nuevo edificio de la UAEM “ícono de la Arquitectura morelense”, se destacara la crisis financiera ahí mismo.

Sí, poco después de que se mostrara el avance de la magna obra al subsecretario de Educación Superior de la SEP, Luciano Concheiro Bórquez, se le confirmó que el déficit económico ahoga a la UAEM.

Se dijo que el edificio uno que albergará las facultades de Arquitectura y Turismo tiene una inversión de 392 millones de pesos y le faltan 60, en tanto la UAEM tiene un déficit de 756 millones de pesos y contando.

NO HACE muchos meses un personaje del gobierno estatal que le sabe a eso de los centavos opinó que una de las principales razones por las que la UAEM padece una severa crisis económica fue el gasto excesivo.

En otras palabras decía que en la rectoría de Alejandro Vera Jiménez se comprometió el futuro de la UAEM al asumir compromisos fuera de toda proyección económica, por más bienintencionados que fueran.

Se endeudó a la institución con un banco y, en un eufemismo, diríase que “fluyeron” millones y millones de pesos en obras y servicios, al tiempo que se expuso a la universidad al quiebre por falta de dinero.

EN EL encuentro entre el representante de la SEP y las autoridades de universidades públicas y privadas de Morelos, el reciente viernes, hubo al menos dos líneas discursivas: la económica y la de modelo educativo.

Indiscutible acuerdo en lo que ha sido, es debe ser la UAEM como formadora de profesionales con visión humanista, sin embargo en lo del rescate de la UAEM la cosa no quedó tal clara o, al menos, definida.

Alias, Concheiro echaría un lazo a Zoé Robledo para que dispense el adeudo de UAEM con IMSS, y “hay otros estados donde desde el Congreso local ha destinado apoyos extraordinarios etiquetados a su universidad”…

LO BUENO de todo esto es que al menos hay una línea de contacto con el gobierno de la 4T, la mala es que se vertiginosamente se acerca un nuevo episodio de crisis económica para la UAEM y su comunidad.

Por: E. Zapata / opinion@diariodemorelos.com / Twitter: @ezapata1