compartir en:

A DIFERENCIA de los alcaldes del trienio 2013-2015, que al final les daba lo mismo terminar que ser cesados por no pagar laudos a ex trabajadores, varios ediles 2016-2018 andan ‘con el Jesús en la boca’.

La orden de destituir al munícipe de Jojutla, Alfonso de Jesús Sotelo, prendió focos rojos en el grupo que integra el Idefomm; tanto que lucharon para subir al trono y ahora corren el riesgo de ser bajados…

Por lo anterior, los alcaldes en grupo y de manera individual están atacando varios frentes para allegarse recursos, no sólo para una sana operación municipal, sino para que no los destituyan, sobre todo.

EL VIEJO SOS financiero lanzado por alcaldías, incluso ante el Ejecutivo federal y el Congreso de la Unión, tuvo respuesta en el Legislativo local, con planes de créditos que hoy reciben una buena evaluación.

Contar con una calificación de riesgo crediticio es parte del proceso, y la tarde del lunes reciente Fitch Ratings le dio la bendición al trámite de créditos a municipios de Morelos con registro de ‘AA+(mex)vra’.

Alias, la calificadora puso algo así como un 8 al plan de endeudamiento autorizado por el Congreso local, especialmente porque la transacción será con Banobras y estará apoyada en el Fondo de Aportaciones (FAISM).

PARA EVITAR el cese de presidentes municipales y que las obras y los servicios lleguen a la comunidad, otra buena noticia para los primeros es el proyecto de un fondo financiero con el impulso de los diputados.

Bueno, al menos así lo expresó la legisladora Hortencia Figueroa (PRD) y por ahí va su colega Jaime Álvarez Cisneros (MC), solidarios con el alcalde jojutleco Alfonso de Jesús Sotelo, que no está del todo perdido.

Es decir, los alcaldes ya empiezan a ver la luz para salir de sus crisis económicas y del riesgo de ser tumbados del cargo; lo importante es que desde ya no se abuse de los recursos y prevengan los juicios laborales.

Y AL tiempo que los ediles superan los conflictos por laudos laborales y retoman los programas de obras y servicios, será necesario también prever la creciente carga que representan las crecientes pensiones.

Por E. Zapata  /  [email protected]  /   Twitter: @ezapata19