compartir en:

EN CASO de que prospere el sesudo trabajo de un diputado doméstico, tomar una foto o video sexoso y luego sacarlo a balcón necesitará del consentimiento del captado en imagen, so riesgo de un castigo severo.

Alias, para no cometer un delito, cada que alguien captare material de ese candente tipo, deberá pedir que la-el [email protected] firme un papel de acuerdo, porque ni modo de tumbar una acusación con pura saliva…

Luego, meterse en el infinito universo de la tecnología digital, con todo y sus trampas, a ver quién soporta el berenjenal de un juicio así. Buena intención, pero entre plagios y grandes ideas, difícil llegue lejos.

OTRA HISTORIA de futuro obvio es el de la profesora Sofía, que en el pleno ejercicio de sus libertades no quiso realizar las evaluaciones que marca la Reforma Educativa, por lo cual bien puede sentirse orgullosa.

Siendo también cosa de ley la reforma constitucional, no debería ser blanco de ataque su aplicación, sino de puntual respeto; pero la libertad de no examinarse y el derecho de examinar no pueden coexistir.

Para el caso en cuestión y otros por el estilo, el ejercicio del derecho trae aparejado el cumplimiento de obligaciones…, lo penoso del caso sería que la profe Sofía haya sido sacrificada por líderes sin escrúpulos.

TERCER ASUNTO de obvia consecuencia y no menos clara intención en cubierto ha sido la oficiosa elaboración de una terna para remover del cargo al secretario de Movilidad y Transporte, Jorge Messeguer Guillén.

Se trata de negociantes del transporte que intentan poner de rodillas al Poder Ejecutivo a través del Legislativo, sabedores de que la decisión de quitar o poner a los secretarios no es de nadie más que del Ejecutivo.

Se ve poco viable la remoción del secretario Messeguer solo por la exigencia de dos-tres negociantes del transporte público, que usan otras cachuchas como la de diputado o líder gremial para bien propio.

Y PARA aquellos que se quemaron los sesos para exclamar que debe castigarse al o los autores del homicidio del abogado García Aragón, ¡descubrieron el agua tibia! Valdrían más los hechos que el discurso.

Por E. Zapata  /  [email protected]  / Twitter: @ezapata19