SEIS MESES se cumplieron el viernes reciente de aquella desgraciada madrugada en la que perdieron la vida Juan Mena López y su hijo Juan Mena Romero, al caer en un socavón del Paso Express, en Cuernavaca.

Aquello fue la cresta de una serie de accidentes registrados durante la construcción de la vía en la que más de una docena de personas perdieron la vida y muchas más resultaron lesionadas en diversos choques.

Las sanciones por todo ello, sin embargo, no han llegado, no al menos en la medida que sobre todo ese 12 de julio fueron demandadas por la sociedad a sus gobernantes, no solo de Morelos, sino de todo el país.

MENOS DE media docena de funcionarios de mediano nivel fueron removidos de sus cargos, entre ellos el director general del Centro SCT Morelos, José Luis Alarcón Ezeta, pero ni una sola inhabilitación siquiera.

Evidentemente los tiempos de la Justicia, que dicen debe ser rápida y sin obstáculos, no corresponden a la demanda social, pues justamente en esos senderos el caso ha ido y venido de la PGR a la Función Pública.

A pregunta de qué avance llevan las investigaciones, recién la titular de la SFP, Areli Gómez, no pudo ser más escueta al decir: “Pronto les daremos alguna información respecto de lo que nos entregaron (SFP)”.

PARA EFECTOS, la investigación sobre los responsables de la tragedia del socavón, pues, sigue como hace seis meses, hechas a un lado las constructoras responsables de la obra y “reparado el daño a las víctimas”.

El tema ha sido utilizado, cada vez manos, como herramienta de ataque político al Gobierno de la República; acaso porque se agotaron los dividendos que podía dar a la oposición, ya no se piden “cabezas”.

¿Tuvo que renunciar o ser despedido el secretario del ramo, Gerardo Ruiz Esparza?, tal vez no, pues si bien tendría responsabilidad política en el hecho, la mayor carga estaría en los constructores y supervisores.

EL CASO “socavón” demanda por sí una respuesta que, para mal, tal parece que rumbo a las elecciones del 1 de julio venidero le sería muy inoportuna al partido en el gobierno; detonarla a favor sería muy improbable.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...