DICEN los que dicen que saben que hay caras largas en oficinas del gobierno municipal de Cuernavaca, porque más de dos-tres andan oyendo aquello de “Diciembre me gustó, pa’ qué te vayas”, de José  Alfredo.

No se acaba de entender que luego de dar hasta el corazón por el servicio público, todavía no acaba el trienio y es momento de tomar sus enseres para ir en busca de nuevos derroteros, porque esto se acaba.

Desde luego, ni modo de no relacionar la situación con los proyectos político-electorales que están en puerta, sobre todo considerando que el futuro parecía sonreír en la imaginaria de ir al gobierno estatal…

Y ¡ah qué bueno! se está poniendo en Morelos el lavadero rumbo a las elecciones de julio del ’18, porque es la fecha que no hay indicios firmes de quienes serán los candidatos a la gubernatura y otros cargos.

Particularmente en el frente del Movimiento de Regeneración Nacional saltan en las redes sociales mil y una razones por las que el “gallón” debe ser Cuauhtémoc Blanco, como también por Rabindranath Salazar.

No ha faltado la versión incluso de que “Rabín” es más popular que el mismísimo “Cuauh”, o que el primero sólo ha vivido de la política y el servicio púbico, y que del segundo lo suyo-lo suyo es sólo el futbol.

EN el otro flanco, que a nivel nacional tiene juntos al PRD-PAN-MC, no hay claridad de qué partido(s) saldrá(n) el (los) bueno (s) para Morelos, porque van a la final Rodrigo Gayosso Cepeda y Javier Bolaños Aguilar.

Entre los que se presumen expertos, trasciende que si van cada uno por su lado sería muy bueno… para el PRI-Verde-Panal y Morena-PT-PES, porque pulverizarían el alcance de votos que unidos podrían sumar.

Cierto que Morelos no tiene una lista nominal que sea un apetitoso platillo en la sumatoria nacional, pero habrá que esperar la decisión final de las cúpulas nacionales de esos partidos o, más bien, un enroque…

DE mucho litigar viene un proceso para el ex padre Toño Sandoval en su pretensión de hacer válida su intención de ser candidato sin partido para la gubernatura, luego de conocer que corre el riesgo de ser reprobado.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19