QUIERAN que no, diría la abuela, a la salida de Alejandro Vera de la rectoría de la UAEM el ambiente en la comunidad es otro al que tenía de zozobra por el presente y desesperanza por lo que viene para el ’18.

Es decir, la sucesión en la persona del doctor Gustavo Urquiza Beltrán abre un nuevo panorama ajeno al enfrentamiento político, sino más bien orientado a la atención de las principales necesidades universitarias.

Salvo dos-tres personajes que fueron del círculo privilegiado de Vera, los académicos, administrativos y alumnado se han ido a vacaciones con la esperanza de la recuperación vía el diálogo, más que la guerra.

LA mano firme, no confrontativa, del nuevo rector de la UAEM está a la vista, no sólo en las negociaciones con los gobiernos estatal y federal, sino dentro de la misma universidad, donde ya marca pauta de orden.

Urquiza Beltrán no ha cejado en la tarea de obtener el apoyo de la Federación para solventar las carencias económicas que recibió en herencia, sino también ha buscado la ayuda respetuosa del gobierno local.

En cuanto a la comunidad universitaria, ahí está la circular interior en la que ordenó el encierro del parque vehicular de la UAEM en sus instalaciones, para evitar el uso dispendioso en esta etapa vacacional.

A tirones y jalones, las gestiones del nuevo rector de la máxima casa de estudios en Morelos han fructificado en el flujo de recursos, no solo correspondientes a la nómina regular, sino para otras prestaciones.

Más aún, también han llegado buenas noticias del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), en el sentido que destinará unos 700 millones de pesos para la reconstrucción de edificios dañados por el sismo.

Evidencia de los nuevos aires que soplan para la UAEM es la postura comprensiva y conciliatoria del STAUAEM, que si bien busca aumento salarial para sus trabajadores, no está en pie de guerra intransigente.

EN tanto, por cierto, el ex rector Alejandro Vera echa al portafolios otro amparo para no ser detenido en el juicio que se le sigue por enriquecimiento ilícito… y va por uno más por el tema del peculado. Sea.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...