compartir en:

POR FIN dio señales de existencia la autoridad de la UAEM frente a los contundentes señalamientos de ser contraria a la transparencia, pero fue con una penosa mezcolanza jurídico-chismorrera-revolucionaria.

 

Por el contrario, de las acusaciones y multas por manejos fraudulentos de cientos de millones de pesos que le marcó la Auditoría federal, opta por callar. Por un lado, sale muy ‘tigre’, por el otro, le hace al ‘avestruz’.

 

La postura de la autoridad de la UAEM -no necesariamente común en los directores de escuelas y facultades, docentes, sindicatos y toda la comunidad estudiantil-, impacta negativamente a todos, sin embargo.

 

EN SU verdad jurídica, la tecla oficial universitaria tropieza indicando, por un lado, que reitera el “compromiso con la transparencia”, y de inmediato invoca el derecho a no publicar nombres y percepciones.

 

La parte que toma cariz de lavadero es cuando, en descargo suyo, intenta desviar la atención acusando que el Congreso “únicamente publica la nómina del personal administrativo pero no los sueldos”.

 

Y a falta de mucho más, el manido discurso del activismo social y la victimización: “condenamos”, “exigimos”, “linchamiento mediático”, “agenda política perversa”, y otros adjetivos, más que fundamentos.

 

ENTRAMPADO EN la trasnochada postura contestataria, de la protesta, pues, y comodinamente ajeno a la proposición responsable, el discurso de la autoridad en turno parece ajeno al muy alto espíritu de la UAEM.

 

Cuando la actual rectoría universitaria se permite avalar un discurso público plagado de conceptos emparentados con la política-partidista o de grupos particulares, compromete el sentir de toda su comunidad.

 

No es facciosa la petición original de información a la Universidad, por el contrario sí lo es su uso como pretexto para ocultar el reparto de los dineros, no tanto en la base trabajadora, sino entre los privilegiados.

 

EN LA lógica de la rectoría de la UAEM, es válido que no se informe del ingreso de funcionario alguno, so pretexto de que “la maña” podría secuestrarlo. ¿Así se reitera el compromiso con la transparencia? Sea.

 

[email protected]

Twitter: @ezapata19