“¡SI NO le cabe, no reparta!”, se le diría en buen caló de barrio chilango al secretario de Finanzas de la CDMX, cuando culpa a Morelos de que allá se les han caído los ingresos por concepto de tenencia vehicular.

Palabras más, palabras menos, el tal Édgar Amador dice que la política fiscal de Morelos en la materia es floja al cobrar derechos vehiculares pero no la tenencia, y eso hace que chilangos vengan a tramitar aquí.

Puesto de otra manera no menos popular, diría el ilustre Chico Ché en uno de sus vitoreados éxitos “Qué culpa tiene la estaca”. Si su jefe Mancera tiene ensartados a los chilangos, qué culpa tienen los tlahuicas.

YA METIDOS en esas conflictivas relaciones chilango-tlahuicas, hacia el cierre de este 2017 sigue siendo un buen proyecto el de la Megalópolis, en particular para efectos de contaminación de automotores.

Frente a la inconsistencia para el trámite de la verificación vehicular en los nueve centros de tierra morelense, los de la capital de la República deberían ser la opción, pero allá está peor, es un viacrucis todo el año.  

Más, el trato de los policías a los conductores de vehículos de Morelos en la CDMX sigue siendo diferenciado al que se da a los chilangos, incluso con cierto dejo de xenofobia o, lo que es lo mismo, odio a los de acá…

TAN POCO claro es eso de la Comisión Ambiental de la Megalópolis, que hasta el texto de “santa” wikipedia nos excluye, al decir que es un órgano intergubernamental de CDMX, Hgo., Edomex, Puebla y Tlaxcala.

Del 4 de octubre de 2013, día siguiente al de la publicación del convenio interestatal en el Diario Oficial de la Federación, a la fecha, no hay muchos resultados por anotar en cuanto a esta Megalópolis.

Que si se someten a una revisión detallada los resultados del decálogo de facultades de la Comisión Ambiental de la Megalópolis, chance no pase ni de panzazo. A ver qué hacen de esto los siguientes gobiernos.

Y SI a alguien le parece laxo el trato de la autoridad morelense al automovilista en cuanto a trámites, ya entendrán por qué muchos prefieren ir más al sur para emplacar, pues Guerrero es el paraíso. Sea.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...