RECIÉN que estuvo en Morelos el rector de la UNAM, Enrique Graue, en entrevista “banquetera” dos-tres le trataron de sacar una declaración de respaldo para su homólogo de la UAEM, Alejandro Vera, pero no…

Graue Wiechers fue cortés al decir en otras palabras que no conocía a detalle la situación de Vera, pero hoy parece que sí sabía, y prudente no se fue de bruces, como otrora pasó a su antecesor José Narro Robles.

Allá en 2011, con menos prudencia, el entonces rector de la UNAM José Narro fue encandilado a defender al investigador Miguel Ángel Ramírez por el homicidio de su esposa Yadira Dávila… que él cometió…

DE regreso con el caso de los rectores Graue Wiechers y Vera Jiménez, el de la UNAM pudo haberle dado un raspón al de la UAEM el martes mismo, cuando habló de la crisis en universidades públicas, como la UAEM.

De inicio, el doctor Graue pareció dar el espaldarazo a todas las rectorías en crisis financiera, cuando consideró inaceptable que existan universidades públicas en riesgo de subsistencia para el año 2018.

Incluso, la autoridad de la máxima casa de estudios del país rechazó la pretensión de que las contralorías internas de las universidades públicas sean impuestas desde los poderes locales, por violación a la autonomía.

EL RASPÓN del rector Graue al rector Vera pudo venir cuando el primero se refirió a las causas por las que las universidades estarían en virtual inanición; a dos-tres por acá las habrán zumbado las orejitas.

Dijo: “Estas situaciones de potencial quiebra financiera (…) tienen orígenes diversos que van del flujo tardío e insuficiente de recursos estatales o mala planeación financiera, hasta acuerdos laborales indebidos…”.

Más aún, Graue dijo que esto se da cuando la Auditoría federal ha detectado simulaciones, desvío y asignaciones indebidas, y acotó: “Los responsable deben rendir cuentas de sus acciones y responder por sus actos”.

ALIAS, con real altura de miras, el rector de la UNAM sale en defensa de la educación, pero no deja de señalar que la transparencia debe imperar y que los pillos y los torpes asuman su responsabilidad. Tan-tan.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19