ATEJONADO, desde un lugar de la selva de concreto, el rector de la UAEM Alejandro Vera Jiménez disparó un comunicado, como aquellos del Sub Marcos, con su verdad, que a estas alturas luce debilidades…

Víctima de su voluntarismo y soberbia, alcanza a entender que ha sido utilizado, pero no sólo por algunos oscuros personajes de la Sedesol y de la Universidad, sino también por los que lo azuzaron a la guerra.

Vera Jiménez quiso parecer cándido, inocente, chamaqueado, al decirse víctima de los que “lo obligaron” a recibir contratos de Sedesol y entregarlos a empresas de mala reputación que se llevaron millones.

CON la Justicia tras de sí, el rector de la UAEM acaso recibe palabras de solidaridad de sus aliados en la guerra que emprendió contra los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial; aquellos están a buen recaudo.

Animado por la torpeza, Vera Jiménez trabó alianzas con uno o dos líderes transportistas, que lo usaron para protestar no tanto por el bien de la UAEM, sino para ponchar el Morebús y no ver afectados sus ingresos.

También fue “echado al comal” por la autoridad católica de la comarca, no tanto por el rescate de los salarios y prestaciones de administrativos y catedráticos universitarios, sino para ir en contra el matrimonio gay.

EL deseo del actor Javier Sicilia de mitigar su pena personal, también le calentó la cabecita al rector de la UAEM y éste hizo suya la bandera de la venganza, relegando su obligación primaria, que explota en crisis.

El proyecto político-partidista electoral del senador Rabindranath Salazar, del PRD a Morena, también fue cargado a las espaldas del rector Vera, quien va de salida mientras el legislador ni se acongoja.

Otros resentidos sociales que no han conseguido el cargo público que añoran se montaron en Vera mientras éste tenía voz, y ahora que está escondido porque la ley lo persigue, hacen que la Virgen les habla…

Y en medio de todo, hasta algunos contratistas beneficiados con contratos millonarios usaron bien al rector, quien hoy se preocupa y juraría vehemente que no se llevó ni un centavo en las maniobras.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19