POR lo que reflejan las cifras, no hay chance de que Morelos tenga algún senador independiente tras la elección de julio de 2018, porque de los cuatro que quieren no se hace uno capaz de lograr el apoyo.

Con el tiempo encima, de los cuatro aspirantes el más “adelantado” suma 411 firmas, de 28 mil 172 que necesita, mientras que uno de los restantes tiene 3 firmas de apoyo; alias, no basta decirse independiente.

De los cinco ‘suspirantes’ a diputado independiente por Morelos sí hay chance con Enrique Alonso Plascencia que lleva 2,865 de 5 mil 715; Daniel Altafi con mil 299 de 5mil 993, y de los demás no se ve opción.

ESO de que a la senadora por Morelos Lisbeth Hernández se haya torcido la lengua al decir “sobacón” por “socavón” y que el senador Fidel Demédicis diga “Santiago Lozoya” en lugar de Emilio es lo de menos.

Lo grave es que ellos junto con el resto de los senadores haya elevado el gasto de dinero público en comidas, viajes y asesores justo en los tiempos que más carencia hay y se habla de racionar el gasto público.

Datos duros: en el segundo trimestre de 2017 gastaron 25.1 millones de pesos, contra 15.9 que gastaron en 2016 en viajes, y en comidas gastaron 28.8 millones, contra 13.2 que habían gastado en el 2016…

CUESTA arriba es el camino que tiene ante sí el Frente Ciudadano por México, con las siglas del PAN, PRD y MC, no sólo en el centro sino en Morelos mismo, a partir de la polémica en que está el líder Ricardo Anaya.

Más que por el rechazo de la dirigencia estatal al proyecto aliancista, el riesgo de ruptura parte del centro, donde el “Chico Maravilla” azul suma negativos y apunta a una suerte negativa como fue en el Edomex.

No sería necesariamente negativo el desacuerdo final entre los partidos frentistas, el peligro es que cada uno por su cuenta, particularmente el PAN en Morelos, vería reducidas sus aspiraciones a la gubernatura del ’18.

EN tanto las tropas de Morena en Morelos no hacen mucho más que esperar que la ola lopezobradorista los lleve a la cresta y/o que sus oponentes no cuajen alianzas o que, mejor aún, los dividan sus grupos internos.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19