ARMADO muy a modo, recién corrió otro de los miles de ‘borregazos’ en las redes sociales, en este caso para informar que el rector de la UAEM Alejandro Vera había sido víctima de homicidio cerca de su domicilio.

Más a modo resultó la reacción de la UAEM a través de la oficina que se supone es del actor Javier Sicilia en tono de desmentido, pero sobre todo aprovechando el viaje para culpar al gobierno de todas sus desgracias.

Bueno, ha perdido tanto empaque Vera Jiménez que hasta parece que hay que inventarle aventuras para que siga a la luz pública en temas no determinantes como es la crisis en la UAEM, sino de activismo político.

DICEN, los que dicen que saben, que un tal Jim Rohn recomendó una vez como regla para el éxito: “No confundas movimiento con logro. Es fácil fingirse estar ocupado, la pregunta es ¿ocupado haciendo qué?

Tal vez esta historia resulte interesante a la gente del Instituto Morelense de Información Pública y Estadística (IMIPE), donde el movimiento es muy notorio, nada menos en su reciente sesión resolvió ¡83 asuntos!

Ahora que si usted quiere saber algo de la nómina 2017 del gobierno de Cuernavaca, la información presupuestal actual del partido Morena o quiénes son los contratistas consentidos de la UAEM, siéntese a esperar…

EL que también anda bien movido, pero no da paso sin huarache tras los resultados es el ex diputado y referente político estatal Ricardo Dorantes, gastando suela por el interior de Morelos rumbo a julio del ’18.

Recién se le reportó en reunión con autoridades ejidales del pueblo de Alpuyeca, en el municipio de Xochitepec, y no sería raro que jugara una vez más por una diputación federal, obvio, no de independiente.

Dorantes Sanmartín tiene cierta afinidad ideológica con la también priista Ivonne Ortega, que no concuerda con las formas de la dirigencia y alienta el respeto a las bases, no los acuerdos cupulares.

Y el que parece que no cabe de felicidad es el alcalde cuautlense Raúl Tadeo Nava, porque fue ungido por Guadalupe Acosta Naranjo para ir por la gubernatura, aunque de cierto no sea ese el objetivo sino el de “alfilear”.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19