MANDA decir el Índice Global de Satisfacción de Conductores de la aplicación Waze, que Cuernavaca es la mejor ciudad del país para conducir vehículos, seguido por Toluca, en el Edomex, y Querétaro.

Suena bonito el galardón nacional, pero cuenta con un alto grado de subjetividad y margen de error, notorio sobre todo entre quienes deben sortear algunas vialidades de “Cuernabaches” en horarios pico.

Dependiendo de las calles por las que se circule regularmente y los horarios, es probable que Cuernavaca sea el paraíso para el conductor, pero de que cada vez resulta más caótica la capital, no hay ninguna duda.

OTRO comparativo nacional interesante para Morelos es el relativo a las remesas que envían los paisanos, principalmente desde EU, y que representan una parte vital para el desarrollo económico de la entidad.

Verán, mientras a nivel nacional hay un retroceso en el monto global de las remesas del 1 por ciento, el Estado de Morelos logró no sólo no perder, sino va en ascenso a septiembre, con relación al año anterior.

Alias, de haber sumado envíos por menos de 100 millones por trimestre en 2013-2014, los morelenses en el extranjero ahora mandan cerca de 157 millones de dólares, con pico de 160 millones de julio a septiembre.

EN más de los comparativos de Morelos con el resto del país, uno que reviste interés especial es el de seguridad, también con cifras más que con percepciones, que en reciente reporte da buenas y malas a la entidad.

Es decir, el Sistema Nacional de Seguridad, de la Segob, indica en su más reciente reporte que Morelos no está a nivel nacional en la cima de los delitos más sensibles, como son homicidio, secuestro y extorsión.

Hasta septiembre, Morelos se ubica a nivel nacional en el lugar 17 de casos de homicidio; es 9º en secuestro y 21º en extorsión; y en tasa por cada 100 mil habitantes va en 8º, 5º y 20º, respectivamente.

UN comparativo final, relativo a la lista nominal de electores que decidirán presidente, senadores y diputados el próximo año: Morelos no pinta más del 1.62 % nacional; alias, no es un platillo apetecible…

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19