LO QUE pudo ser un ingenioso y atinado juego de palabras del senador Fidel Demédicis sobre los escandalosos cambios que han sufrido la PGR y la Fiscalía para delitos electorales, se volvió un vergonzoso batido.

Demédicis Hidalgo sorprendió al decir “Por qué destituyen a Santiago Peña Nieto (no es Peña)”, para luego batirse cuando expresó “… al señalar que Santiago Lozoya había sido sobornado” (es Emilio)…

De remate, el senador por Morelos (PT-Morena) arengó “¡No se hagan bolas!”. Con esas torpezas hizo recordar el otro “oso” monumental de la senadora Lisbeth Hernández hablando del “sobacón” y no socavón.

A MÁS de dos-tres en la UAEM le han de haber zumbado las orejitas cuando la diputada federal Claudia Corichi (MC) le refrescó la memoria a funcionarios de la Función Pública sobre el caso de “La Estafa Maestra”.

Claro, se trata de la lentitud con que avanza la investigación sobre la negra historia de los contratos multimillonarios de la Sedesol que capitalizaron irregularmente las universidades de Morelos y Edomex.

Aunque el aún rector Alejandro Vera (UAEM) ha dicho palabras más, palabras menos, que tiene las manos limpias, lo cierto es que está bien embarrado y no casualmente busca un alfil que le cubra las espaldas.

EL ASOMO a unos 90 kilómetros al norte de Morelos permite ver que en la legislatura local están metidos en el tema del peligro de los anuncios llamados ‘espectaculares’ en las azoteas de inmuebles.

El diputado Leonel Luna Estrada adelanta que el martes presentará en la Asamblea Legislativa de la CDMX proyecto de reforma al Código Penal para endurecer castigo a quien ponga ‘espectaculares’ en azoteas.

Mientras, 90 kilómetros al sur, en Cuernavaca no solo no se sanciona a quien tiene esos peligrosos armatostes en los techos, sino ni siquiera se tiene un padrón de los que hay y ponen en riesgo a la población.

AUNQUE EL INAH dijo que no maneja presupuesto para reparar los inmuebles históricos dañados por el sismo, especialmente templos y conventos, allá dan por hecho se ninguno se tirará. Ya veremos…

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19