QUÉ BUENO que el PRI Morelos se hace eco del CEN tricolor en eso de ceder el financiamiento público de los partidos y, con ello, destinar los millones y millones de pesos para los que realmente están necesitados.

Lo que no queda claro o podría parecer puro “jarabe de pico” es cómo le va a hacer el tricolor tlahuica para mantener a los cientos de correligionarios que tiene en nómina o ¿acaso va a hacer despido masivo?

De por sí que con las multas que le han aplicado aritméticamente no le alcanzan los ingresos para cubrir los egresos de nómina, entonces no es muy claro cómo irá a las elecciones del ’18 ¿o es solo un mascarada?

POR el lado del PAN Morelos, tal vez no reste mucho a la causa de los azules la salida de Margarita Zavala, pero de que ha de ser resta no hay la menor duda, y se agrega una etiqueta negativa al partido.

Habrá que esperar la decisión de los simpatizantes de la mujer de Calderón si la siguen en el éxodo, pero los más complacidos con el pleito Anaya-Zavala son el PRI y Morena, ávidos de la división del enemigo.

Por supuesto que esta fisura en el PAN incidirá en la negociación que pueda darse en la pretendida alianza con PRD y MC para le definición de candidaturas a Presidencia, Gubernatura y presidencias municipales.

SI SER “funcionario público” quiere decir obligadamente “ratero”, y “ciudadano” es seguramente “honesto”, entonces sí, que no haya ni un centavo del erario para el manejo de los servidores públicos, pero…

No, esa visión maniquea en nuestra sociedad echa por tierra todo proyecto común, sea del sector público o de la sociedad civil, porque bien puede haber honestos en gobierno y pillos entre los gobernados.

¿No? Sería bueno conocer la opinión de los defensores a ultranza de la ciudadanía como sinónimo de honestidad, en casos como los que sin ser damnificados se forman para recibir apoyos en medio del río revuelto…

AL FIN le cayó el 20 al Centro SCT Morelos que hacer su trabajo a las espaldas de la sociedad lo único que logra es la proliferación de eso que a fuerza de multiplicarse en redes se vuelven verdades falsas. Sea.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19