compartir en:

“EL FRACASO del proyecto de reposición de luminarias, que costó al Ayuntamiento alrededor de 145 millones de pesos en 2012, ha afectado la seguridad de las colonias de esta ciudad, reconoció el alcalde…”.

Lo bueno de esta noticia es que se trata de Tijuana; lo malo es que a Cuernavaca ya le pasó con Martínez Garrigós por $136 millones, y con Morales Barud y su cabildo corrió el riesgo de que volviera a suceder.

Lo peor es que con Cuauhtémoc vive otro proyecto similar, aprobado el 11 de marzo reciente, sobre el cual para no variar el cuerpo edilicio se ha cuidado de no revelar los detalles del negociazo que puede resultar.

FUEGO EX AMIGO le cae al alcalde Cuauhtémoc Blanco, a través de un personaje que reparte con cierto sigilo copias de una supuesta denuncia por no pagar el ISR de los trabajadores a la Secretaría de Hacienda.

Apesta a revancha del ‘garrigosismo’ ex aliado de Cuauhtémoc, al enfatizar que por delito igual (no pagó al SAT el impuesto de los trabajadores) está en cárcel Nelson Torres Mondragón, ex alfil de MMG.

En el fondo, sin embargo, no reportarse con “Lolita” abre el riesgo de “Dolores” mayores, que por cierto no sería raro que también le lleguen a los que estuvieron con Morales Barud, porque la desatención fue similar.  

CUANDO LOS voceros del Ayuntamiento capitalino presumen haber rehabilitado 230 mil metros cuadrados de calles, en tres meses de ejercicio, quizá justifiquen en ello algunas talachas menores, pero…

Si por rehabilitar se refieren a asfaltar las avenidas, entonces resulta interesante, porque a ojo de buen cubero sería algo así como haber asfaltado 2.3 kilómetros cada día, incluso sábados y domingos. ¿Será?

Si es cierto, más aún, no deberían soltar a esos generosos empresarios o ente paraestatal que se ‘mochan’ con algo así como 98 millones de pesos en materiales, maquinaria y mano de obra… desinteresadamente.

EL BALIZADO de pintura en el pavimento y guarniciones suele ser buena estrategia pre electoral, pero en términos de acción de gobierno es una tarea cuasi básica, vistosa, pero sin dejar la superficialidad. Sea.

Por E. Zapata  /   [email protected]  /  Twitter: @ezapata19