compartir en:

NO pasaron muchas horas de que Alejandra Barrales, lideresa nacional del PRD, soltara que las puertas están bien abiertas para los que se quisieran ir, cuando Lucía Meza acusó recepción del mensaje en Morelos.

Se trata de la decantación natural rumbo a las elecciones del 2108, en obvia razón no de que hay una diferencia en la línea de pensamiento institucional, sino que la ruta no promete la satisfacción del interés personal.

Es decir, el improbable logro de la candidatura a la gubernatura de Morelos por el PRD, por ejemplo, puede ser en este caso contundente razón para cambiar de partido y buscarla bajo las siglas de Morena. ¿Será?

DE la suerte que puedan correr quienes despechados por el trato de sus partidos han ido en pos de nuevas ilusiones a Morena, sobre todo, hay evidencias de que no todo sería miel sobre hojuelas en su futuro.

El ejemplo más nítido es el del senador Miguel Barbosa, quien armó la revuelta en la bancada perredista y al verse superado corrió a los brazos de López Obrador por la candidatura a gobernador de Puebla. Perdió.

En Morelos no han faltado los corridos o prófugos del PRI que, a más no haber, se enfilaron a Morena, sin la garantía de una candidatura, enigma que se develará un poco más adelante, pero nada tienen seguro.

EL QUE pareció quererse llevar los reflectores en el segundo informe de labores del diputado federal Javier Bolaños Aguilar, entrada la tarde del lunes, fue el presidente estatal del PAN, Juan Carlos Martínez Terrazas.

Agarró el micrófono en algo así como “No venía preparado, pero…” y
se arrancó con una perorata de elogios a su virtual candidato a gobernador, de dicterios al Gobierno y de rechazo a la alianza con el PRD.

Curioso, al mismo tiempo que Martínez Terrazas despotricaba en Cuernavaca contra el Frente Amplio Democrático, en Ciudad de México su liderazgo nacional preparaba el escenario para confirmar el “sí” al PRD…

LA probable alianza del PRD y el PAN para el ’18, por más que a nivel doméstico pueda jurarse que no va, lo más seguro es que se defina en el CEN azul, lo cual está sujeto lo que resulte de los jaloneos al líder Ricardo Anaya.

Por E. Zapata / opinion@diariodemorelos.com /  Twitter: @ezapata19