compartir en:

NO HABÍA necesidad de que Samuel Rivera Muciño anunciara que ya no quiere estar en la Coparmex, pues desde la cúpula nacional ya lo habían botado por hacer trampas en elección de la dirigencia estatal.

O sea no le hace el fuchi a la agrupación patronal, como quiso hacer creer en un mensaje con aires de autosuficiencia, sino que “la voladora” ya le había caído hace semanas, y ahora cuentan con nuevo liderazgo.

Por cierto, fue filoso el apunte del nuevo líder de la Coparmex Morelos, Ricardo Esponda, en el sentido de que en otro tiempo el cargo se ha ocupado no solo con fines políticos, sino para otros beneficios propios.

EN OTRO frente de pleitos, ayer la sesión extraordinaria del Consejo Universitario de la UAEM se puso de gritos y sombrerazos, con un aparente acuerdo de unidad y el inicio de la salida del rector Vera.

Se la pasaron horas tratando de conciliar opiniones sobre lo que es “autonomía” y a lo mejor que pudieron llegar es a que significa que los gobiernos federal y estatal deben darles dinero sin preguntar para qué.

Llamó la atención el tono belicoso del encuentro entre universitarios con referencias a “trincheras”, “lucha”, “represión”, “doblegar”, “control”, “asesino”, “criminal”..., todo bajo el escudo de “autonomía”.

CON UNA dosis también de calor, en la sede del Congreso no faltaron ayer los jaloneos, especialmente escenificados por la bancada del PAN y, sobre todo, por el diputado humanista Jesús Escamilla Casarrubias.

Nada del otro mundo, los azules han olvidado los tiempos del PAN Gobierno, cuando ello se reflejaba en la composición del Legislativo, donde el “mayoriteo” era cosa de cada sesión difícil. Hoy se quejan.

Y qué novedad el bravucón Escamilla, cuya falta de propuesta razonable a lo largo de dos años no ha cambiado el discurso infructuoso de reproche al gobernador y a sus compañeros diputados.

NADA PARA cerrar la semana en cuanto a las culpas por el socavón del Paso Express entre el Gobierno estatal y la SCT, todo porque la pelota está en cancha de la Secretaría de la Función Pública. Es tiempo de recoger varas…

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19