compartir en:

SE APUNTÓ ayer aquí las condiciones desventajosas para el equilibrio de las finanzas de la UAEM por el crédito contratado el 1 julio de 2014 con Banco Interacciones, que explican la crisis que hoy vive la institución.

Y en efecto, desde aquella ocasión se había comprometido el 2.5% del presupuesto de egresos del Gobierno de Morelos, pero si hubiera duda ello se confirmó el 17 de junio de 2015 cuando se acordó la reestructuración.

El Consejo Universitario en pleno aprobó en sesión como mecanismo de pago: “y el Subsidio Estatal que recibe la Universidad por el 2.5% del presupuesto de egresos del Gobierno del Estado de Morelos”.

EN MEDIO de la zozobra por la falta de pago a los trabajadores de la UAEM, al menos, el gobierno estatal destinó 50 millones de pesos para el pago, prácticamente ya en la ausencia de la autoridad universitaria.

Casi al mismo tiempo, sin embargo, surge una resolución judicial que pone al rector contra la pared y nuevamente más ocupado en litigar su responsabilidad que en prestar auxilio a toda la comunidad universitaria.

El rector Alejandro Vera fue citado por un juzgado federal el próximo lunes 4 de septiembre a una audiencia para que responda a la acusación por presunto mal manejo de las finanzas de la Universidad.

ACERCA DE la crítica situación que vive la UAEM, al margen de quien o quienes son los responsables, proliferan las opiniones en el sentido de que la gestión de Alejandro Vera ha sido desafortunada, quizá la peor.

Razonamientos: Vera Jiménez no ha tenido la capacidad de conducirse apegado a los interese mayores de la comunidad universitaria, sino que ha sido negligente en su función principal y seguido otros intereses.

Peor aún, lejos de buscar escenarios resolutivos a una circunstancia de por sí adversa, ha privilegiado el enfrentamiento, ya no solo con las autoridades estatales, sino ahora hasta con sindicatos y estudiantes.

EL PAGO gestionado por sindicatos y FEUM ante el gobierno estatal, sin embargo, resuelve sólo por el momento la crisis, de tal forma que hacia el último trimestre del año se prevén condiciones aún peores.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19