compartir en:

LEJOS DE buscar la vía administrativa, incluso judicial, el rector de la UAEM sigue en la necedad de la grilla para superar la crisis financiera que otra vez amenaza con reventar mañana miércoles 23 de agosto…

Desbocada la gestión de Alejandro Vera usa juicios de valor: “… la barbarie de un sistema político-económico que excluye a miles de jóvenes en nuestro estado, destruye el ambiente natural y cultural…”.

Alias, sus desgracias son culpa de todos y de todo lo que está fuera de él y la UAEM, y haciendo las cuentas del gran general le sale que la crisis es porque se le deben ¡$833 millones!. Pero hule a cortina de humo…

ENTRE LAS causas de la crisis financiera de la UAEM está un contrato de crédito bancario cuyas condiciones de celebración, evidentemente, el rector Alejandro Vera no es capaz de poner en la mesa del análisis.

Pero qué va, del préstamo ejercido por unos $450 millones vale citar algo que dice el documento sobre la Fuente de Pago: “la cantidad equivalente al 100% de los ingresos propios de la acreditada (la UAEM)…”.

Más aún: “las cantidades provenientes del subsidio estatal equivalente al 2.5% mínimo del total del Presupuesto de Egresos del Estado”; es decir, no alcanza el dinero porque los ingresos van directos a un banco.

POR CIERTO, cuando el rector Vera habla de la “barbarie del sistema político-económico”, se exhibe incoherente, falso, retórico, ya que es a ese mismo sistema al que le pide millones para salir del atolladero.

Y si para apalancar sus demandas cita que la misma crisis la sufren otras universidades, ahí tiene la Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, ciertamente en problemas serios de insolvencia económica, pero…

La Auditoría Superior de la Federación ha encontrado que aquella universidad, como la morelense, tiene problemas por gastos excesivos en su nómina y, algo parecido, tampoco está en rango de rescate federal.

TRAS SALIR de la Segob, el rector Vera declaró que le fue bien y que ya venía el rescate; también hasta agradeció al secretario Aurelio Nuño por lo que interpretó sería el salvamento financiero. Por algo será que no hay tal.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19